Más salud, más vitalidad y menos kilos.

Enviar por correo Enviar por correo | Imprimir Receta Imprimir Receta
Alicia Saltando en Lanzarote

Esta imagen de Alicia en Lanzarote, refleja muy bien la vitalidad de los niños.

Hola a tod@s,
hoy no toca receta, hoy toca echar la vista atrás. Por qué hace un año que tomé la decisión de llevar una vida mas sana, y me gustaría contar los motivos de esta decisión y los resultados de la misma. Ya sé que posiblemente os importe poco, pero yo necesito escribirlo.

Un poco de historia

A principios/mediados del 2013 tuve problemas de espalda. Dos protusiones en las vertebras lumbares no me dejaban en paz. Cada cierto tiempo tenia que quedarme en cama, con unos dolores importantes. Cada vez que cogía a los niños en brazos, cada vez que subía peso a casa (vivo en un tercero sin ascensor). Mi traumatólogo me explico claramente mis opciones, o me operaba, o fortalecía los abdominales para contrarrestar el esfuerzo de la espalda y, por supuesto, me quitaba unos kilitos. Por aquella época pesaba en torno a los 80Kg.


Así que me empece a levantar por la mañana para hacer los abdominales. Mejore bastante, y eso hizo que empezara a dejar de hacerlo, porque me encontraba bien y no tenia el dolor como “recordatorio”. A los pocos meses me dio otra crisis por levantar no sé que cosa. Esto fue en verano mas o menos.


Aquel día. Por la tarde. Tumbado en la cama sin poder moverme. Con la luz del atardecer entrando por la ventana, tornando de color naranja mi rostro. Alcé mi puño lo mas alto y grite, no sin dificultad: “A Dios pongo por testigo que nunca, nunca jamas  dejare que me pase esto otra vez. Haré todo lo necesario para….”. En ese momento mandaron callar desde el salón, no les dejaba ver la tele. Pero continué en voz baja: “que se fortalezca mi espalda y mis abdominales.” Bien, ya tenia la motivación necesaria para empezar. Pero necesitaba 2 cosas mas: Un plan y la mentalización necesaria.

4 meses después, un 31 de Enero, ¡me empezó a doler la espalda otra vez! y no tenia ni plan, ni mentalización así que me dije: ” Tío, tienes que empezar. Déjate de tonterías y empieza de una vez.”

Mi casi última coca-cola

Mi casi última Coke, le saqué una foto porque sabia que seria de las últimas. Y así fue.

Los comienzos

El día 1 de Febrero de 2014 me levante por la mañana y me curré unos abdominales, pocos porque me dolía la espalda. Y me fui a prepara el café y mientras empece a pensar en como conseguir hacer esto todos los días y que no se me olvidara al levantarme por la mañana. Estas fueron las conclusiones:

  1. Tengo que convertirlo en un habito: “Como tomarme este café”, pensé.
  2. Tengo que hacerlo fácil, sin esfuerzos, sin agujetas, sin dolores.
  3. Nada de estresarme por esto.

Respecto al punto 1. Hace tiempo leí que el cómico Jerry Seinfeld tenia un método para escribir. Él decía que para ser mejor cómico necesitabas buenos chistes, y que para tener buenos chistes lo mejor era escribir todos los días. Y para conseguir esto hacia lo siguiente:

  1. Compró un calendario de pared y rotulador Rojo
  2. Cada día que escribía algo ponía una gran cruz roja en el día. Después de unos días, tenia una cadena de cruces rojas.
  3. No romper la cadena. (Don’t break the chain)

Es una manera de empezar poco a poco, día a día. Y no sabéis lo motivador que puede llegar a se ver las semanas llenas de cruces rojas. Creo que son 66 dias los que se necesitan para que una tarea se convierta en habito.

Como ya tenia el calendario en la cocina, y un rotulador rojo, empecé así. Era imposible coger el café sin ver el calendario, así que si algún día me levantaba y se me olvidaba, ahí estaba mi cadena de cruces rojas para recordarmelo.


Comida Sana

Algunas comidas que me llevo a la ofi. Equilibradas y muy ricas.

Respecto al punto 2 y 3. Teniendo en cuenta que esto debería ser un habito para toda la vida, no quería empezar mal. Hice una lista de ejercicios de abdominales sencilla y sin muchas repeticiones. No llegaba ni a 10 min. eso me permitió llenar una semana de cruces rojas sin apenas esfuerzo. Y ademas, ya notaba que me encontraba mejor. Si algún día no tenia fuerzas, o no me encontraba con ganas, no lo hacia y punto. Sin remordimientos. Pero intento no engañarme con esto y al día siguiente no perdono. Tengo que decir que no han sido muchos.

Durante el primer mes o dos, no hice gran cosa, digamos que forme el principio del habito sin esfuerzo. Y esta es la clave, empezar poco a poco. Es mucho mas importante el forjar el habito que el resultado, eso llegara mas adelante. ¡Tenemos toda una vida! (Bueno en mi caso, solo la mitad).

Después del ejercicio mañanero empece a desayunar. Yo era de solo café por la mañana y nada mas que no entra. Me hacia batidos de fruta y verdura, que me llenaban un montón. Esto me llevo a intentar mejorar mis comidas, también. Normalmente malas, algún día no comía, o comía mal. Empece a llevarme los tupper a la ofi. Con la comida de casa y en raciones pequeñas sin abusar. Para acompañar algo de fruta para media mañana. Yo apenas tomaba fruta y me encontré devorando fruta a todas horas 🙂

Motivaciones y evolución

Lo cierto es que según pasaban los días, me encontraba mucho mejor y eso motiva mucho. Fui incorporando ejercicos nuevos de abdominales, de espalda, sentadillas, etc. Salia a caminar los sábados y domingos por la mañana. No correr. No me gusta. Caminaba rápido, no paseito, empece con 30 min., luego 45 y máximo 1 hora. Y empece a bajar peso. Asi que empece a modificar mi dieta bajo los mismos criterios. No quería hacer dieta, quería modificar mi alimentación. Pensar en lo que como y comer de manera mas inteligente. Y os explico esta pedantería.

El cuerpo, y nuestra salud, es lo mas importante que tenemos. Y esto es triste, pero yo me he dado cuenta a los 40 años (momento en el que no pasa un día que no te duela algo). El cuerpo es una maquina casi perfecta y super adaptable. El se adapta a todo lo que le damos, y lidia con ello hasta utilizarlo o expulsarlo sin enterarnos, ni darnos la lata, la mayoría de las veces. Estos esfuerzos que hace lo unico que consiguen es desgastarlo, hacerlo trabajar mas de la cuenta. ¿No es mas inteligente darle al cuerpo lo que necesita? Así no hace sobre esfuerzos, no lucha contra partículas extrañas, no almacena lo que no tiene que almacenar y se desgasta menos.

Frutas

He utilizado la fruta para calmar mis instintos devoradores. Antes apenas la tomaba.

Básicamente, leí mucho, pregunte mucho y calcule mis necesidades. A partir de ahí, empece a comprar mas fruta, mas verdura y mas carne. Mis hábitos de compra cambiaron totalmente. Empece a comprar cosas que no había comprado nunca y empece a comer mas productos frescos. Ahora como todo lo que necesito e intento maltratar al cuerpo lo menos posible. En el camino me he dado atracones, he comido guarrerias y lo sigo haciendo, pero intento mantener el mayor porcentaje de comidas sanas. Igual que un día a alcachofas no te hace adelgazar, una comida guarra tampoco te hace engordar 🙂

Ahora mis motivaciones han cambiado, como es normal. Pienso en mis hijos, la edad que tendrán, la que tendré y como quiero estar. Este calculo es brutalmente depresivo. Y no solo eso, sino que también les damos ejemplo y les educamos.

Hay diferencias sobre el ejercicio que hacia y el que hago ahora. Es bastante más. Y ahora voy al gimnasio, y como no sufro (solo un poco) pues no me cuesta ir. Es cierto que podría seguir haciendo la rutina en mi casa, sin gimnasio, pero mis objetivos han cambiado. No es necesario ir al gimnasio para estar en forma, basta con buscar ejercicios para hacer que no requieran aparatos.

Lechugas

La verdura es otro elemento fundamental en la comida diaria. Todo tipo de verduras, no solo la lechuga.

También tiene alguna cosa mala. Yo no almacenaba mi exceso de grasa en la cara precisamente, por eso no parecía que tuviera demasiado sobre peso. Al bajar entorno a 20 kg, me he quedado sin cara y eso es inevitable. Así que ahora tengo una pinta que es mezcla de yonki y corredor de maraton, pero tu no eliges de donde quitarte la grasa 😀 Aunque eso es otra historia.

Perdonarme el rollo que os soltado, pero estoy contento de lo que he conseguido y me apetecía contarlo, porque creo que no hay nada imposible solo hay que encontrar la manera de hacerlo y la motivación adecuada. Yo he tenido la suerte de hacerlo, y de que mi familia me apoye en todo momento, que también es muy importante. Y quizás a alguien le venga bien :-).

NOTA Importante: En internet hay mucha información sobre dietas y ejercicios. No caigáis en la tentación de hacer todo lo que pone. Tener la mente fría y pensar que vosotros NO vais a participar en Mister Universo, ni Miss Bikini. Empezar poco a poco, con objetivos pequeños y fáciles de conseguir. Siempre es mejor hacer un poco, que nada.


Seguiré contando mi proceso de cambio en otros posts.Y si queréis comentarme algo sobre las comidas o el ejercicio, no dudéis en dejármelo en los comentarios.

Saludos a tod@s y hasta la próxima,

¡A ver que cocinamos hoy!

16 Comentarios

  • maría marcos
    2 Febrero, 2015 - 14:01 | Enlace permanente

    Comentarios y preguntas???? un montón, tendré que llamarte…
    Enhorabuena por tu cambio de vida y sobre todo por la felicidad que te da.
    Sobre tu cara… Sigues siendo guapo!

    • Carlos Noceda Riva
      2 Febrero, 2015 - 14:16 | Enlace permanente

      😀 Muchas gracias Maria. Ya sabes que cuando quieras te invito a un café y hablamos. Aunque voy a tener que ir yo para allá me temo… 🙂

      • Maria Palencia
        3 Febrero, 2015 - 10:26 | Enlace permanente

        Yo también me apunto a ese café para los ruegos y preguntas.

        Besos y enhorabuena Carlos!!

  • 2 Febrero, 2015 - 20:27 | Enlace permanente

    Carlos, nos alegramos de esa mejoría, de ese cambio y esperamos que continues así.

    De los temas de espalda, conocemos bastante, ya que la parte s
    femenina del tándem tiene 3 hernias discales.

    Ya hablaremos

    Besotes y abrazos

    Ana y Víctor

  • 3 Febrero, 2015 - 17:53 | Enlace permanente

    Hey Carlos!!!

    Desconocía tus problemas de espalda, pero bravo y enhorabuena por los logros obtenidos, por la vida saludable que has iniciado y por conseguirlo, siendo foodie no es cosa fácil, jejeje… Está claro que somos lo que comemos y que el cuerpo se adapta a todo, yo lo comprobé en estos últimos años sobre todo. Aunque en mi caso, me quedé como un soplillo en Londres – menos mal que me vine ya, parecía un espantapájaros, jajaja-, el ritmo de vida que llevaba y no comer de cuchara y comida de calidad repercutieron en mi salud.

    Me ha gustado mucho el post y me encanta que lo hayas logrado, nada es imposible aunque lo pueda parecer, sólo hay que creerlo posible.

    Un fuerte abrazo y ojalá pronto pueda estar por Madrid de nuevo y unirme a un café con vosotros.

    Abrazicos 🙂

    Raquel

    • 4 Febrero, 2015 - 9:35 | Enlace permanente

      ¡Hola Raquel! Que alegría saber de ti, te hacia todavia por esos mundos de Dios. ¡Madre! no quiero pensar como te quedaste, aunque sorprende que no fuera al revés con tanto fish&chips y mala comida :-D.
      Si vienes por Madrid no dudes en contactar y tomamos el café, o lo que se tercie.

      ¡Muchas gracias por la visita y un beso!

  • 3 Febrero, 2015 - 19:14 | Enlace permanente

    Estupendo post, positivo, motivante, inspirador, y sobre todo sin dogmatizar ni sentar cátedra, quitándole hierro al asunto. Me encanta el planteamiento que haces sobre quitarle estrés al asunto, no verlo como un engorro, y permitirse excepciones. Está claro que los tiros van por ahí. Me quedo con una frase que me ha gustado especialmente: igual que un día a alcachofas no te hace adelgazar, una comida guarra tampoco te hace engordar. 100% de acuerdo!!!!!! Enhorabuena 🙂

    • 4 Febrero, 2015 - 9:39 | Enlace permanente

      ¡Muchas gracias!
      Para mi la única manera de poder hacerlo fue esa, soy muy tragón. Lo cierto es que luego te vas animando viendo los resultados y tú mismo vas apretando un poco mas. Pero un trocin de tarta de chocolate, en lugar de 1/4, no hace mal a nadie 🙂 Es cuestión de saber que necesita tu cuerpo y no darle mas de la cuenta.

      ¡Un saludo y gracias de nuevo!

  • 4 Febrero, 2015 - 20:32 | Enlace permanente

    A finales de agosto comencé una dieta.a mi me resulta.como mucha verdura y carnevy pescado,y fruta. Todo de manera equilibrada y el fin de semana algún día me la salto. Ya he bajado 8 kilos,voy poco a poco pero estoy muy motivada pero sobre todo como variado y sano. Enhorabuena!!!

    • Carlos Noceda Riva
      5 Febrero, 2015 - 9:06 | Enlace permanente

      ¡Hola Espe!
      cuanto me alegro que te funcione. Para mi lo mas importante es comer de todo y no llamarlo dieta, la dieta tiene fin, y el objetivo, el mio, es que sea mi manera de comer. Eso si, como bien dices con excepciones de vez en cuando, que no estamos aquí para sufrir 🙂
      Otra cosa que me ayudo es no pensar mucho en los resultados a corto plazo, sino tratar de establecer el habito de comer bien. Si un día no lo haces, no te agobias, pero retomas el siguiente tratando de que sea una excepción y no la norma.

      ¡¡Enhorabuena a ti también y animo!!

  • 5 Febrero, 2015 - 21:25 | Enlace permanente

    Carlos, que te veo cocinando mis recetas jjj Me alegro mucho!!!

    • 7 Febrero, 2015 - 16:28 | Enlace permanente

      ¡Hola Heva! ya he hecho alguna, y alguna está por caer. Aunque tienes alguna demasiado extrema, exclusiva para pros 😀

      Besos!

  • Carmelo
    16 Febrero, 2015 - 22:09 | Enlace permanente

    Qué satisfacción cuando se intenta algo y se consigue, verdad Carlos? Me alegro, yo tb tendría q hacer algunos cambios. Un abrazo

    • 19 Febrero, 2015 - 8:26 | Enlace permanente

      Hola Carmelo!, la satisfacción es enorme. Tanta que te anima a seguir consiguiendo cosas para obtener esa alegría de nuevo. Conseguir algo, mejora mucho la autoestima 🙂 sin duda!

      ¿como va todo? Espero que muy bien. Lo que es la cocina ya veo que ¡Genial!.

      Un abrazo.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *